Consejos cristianos para matrimonios

Consejos cristianos para matrimonios
  • Amar como Dios nos ama debería ser un concepto fácil de entender para los cristianos. En Corintios 13, se describe el tipo de amor que Dios desea para nuestras relaciones. El matrimonio no es la excepción.
  • Recuerda que Cristo es la cabeza de tu relación. Al tener esto en cuenta, no existirán problemas difíciles de superar, ya que, cuentan con su gracia y bendición.
  • Someterse el uno al otro no es tan difícil como parece. A veces, poner los deseos y necesidades de tu pareja por encima de los tuyos es más que una buena idea. Es bíblico, y directamente de Efesios 5:21.
  • Es bueno decir la verdad; solo no olvides el amor. Como cristianos, es importante decir la verdad en tu relación. Pero hacerlo sin tacto o compasión no es una buena idea si pretendes seguir a Jesús. Mira Efesios 4:15.
  • Ser un pacificador, es la actitud perfecta para recorrer el largo camino hacia un matrimonio saludable. Mateo 5: 9 nos dice que los pacificadores son llamados hijos de Dios. Como su hijo, siempre busca formas de establecer la paz en lugar de causar estragos en tu matrimonio.

¿Cuál es el plan de Dios para un matrimonio feliz?

En otras palabras, el plan original de Dios es el ser el uno para el otro, respetándose y cuidándose entre sí y sobre todo amándose con mucha fe.

La imagen, incluso de los matrimonios que permanecen intactos, no es a menudo una bonita, los estudios han demostrado que la mayoría de las parejas casadas no se sientan cerca el uno del otro durante el día.

Cristianos en el matrimonio

Cristianos en el matrimonio

¿Cómo tener un matrimonio feliz y duradero?

Las parejas se conocen, hay atractivo, salen, se enamoran y como conclusión natural se casan. Tomar esta decisión, sin embargo, no es el final de un camino, sino un escalón más en la historia de la pareja.

El matrimonio en sí mismo no resuelve nada, no es la prueba ferviente de un amor intenso en la pareja, ni tampoco asegura que dos personas van a estar juntas (o felices) por el resto de sus vidas. 

¿Cómo lograr que el tuyo sea un matrimonio que no solo dure, sino que sea feliz? Esto puede varias entre una persona y otra, pero estos son algunos lineamientos generales:

Aunque las personas cambian a través del tiempo y las experiencias, dichos cambios suceden de manera positiva, sólo cuando son motivados por su propio deseo.

Recuerda que la persona de la que te enamoraste era muy similar a la que tienes al lado y que esas cosas que te molestan en algún momento hicieron que lo adoraras.

No exijas a alguien que cambie, acéptalo y ámalo tal y como es.

¿Cómo debe ser la vida en un matrimonio?

La regla de Dios es específica. El esposo y la esposa deben decidir juntos sobre cualquier asunto.

Deberán informar a sus padres y luego deben permanecer firmes, no importa quién se oponga. Miles de divorcios podrían evitarse si esta regla fuera cuidadosamente seguida.

Otros consejos importantes son:

  • Cero peleas tontas. La madurez es un ingrediente indispensable para poder tener una relación estable y hermosa.
  • Fidelidad por convicción, no por obligación.
  • Confianza absoluta.
  • Jamás dejen de hablar.
  • Nunca se duermen o se despidan enojados.