¿Qué es el amor de Dios?

Qué es el amor de Dios

El amor de Dios es su pasión por sostener, defender y exaltar su santidad, además de su Hijo para nuestro disfrute eterno. 

Ahora bien, debes rezar para que Dios convierta tus días en momentos apasionados por su santidad, todo cambiaría con este acto. 

Nuestro Señor, afirma que su amor nos cubre a diario, nos protege. Es capaz de alcanzar, incluso a aquellas personas que no creen en él.

¿Cómo se manifiesta el amor de Dios en nuestras vidas?

Dios muestra su amor por nosotros no solo perdonando nuestros pecados, sino yendo aún más lejos y llevándonos hasta su familia.

Esta herencia incluye salvación, fortaleza, esperanza, paz, consuelo, providencia, compañerismo y mucho más.

Amor de Dios

Amor de Dios

¿Cuáles son los beneficios del amor de Dios?

Muy fácil, para nosotros dar por sentado el amor de Dios. A menos que no lo recordemos, muchas veces olvidamos rápidamente su grandeza y su amor inagotable. 

En el Salmo 103, David contó a propósito los beneficios del amor de Dios y lo alabó por ellos.

Sigamos el ejemplo de David. A continuación hay 10 beneficios del amor inagotable de Dios basado en el Salmo 103:

  • Él perdona nuestros pecados.
  • Cura nuestras enfermedades.
  • Él redime nuestras vidas del pecado.
  • Nos protege con compasión.
  • Él satisface nuestros deseos con cosas buenas.
  • Nos hace conocer sus caminos.
  • Él no nos trata como nuestros pecados merecen.
  • Es rico para con nosotros, con abundante perdón, misericordia y gracia.
  • Nos trata con gentileza, porque sabe que somos débiles.
  • Él nos amará por siempre; Su amor nunca falla.

¿Cómo hago para entender el amor de Dios?

Como seres humanos finitos y pecaminosos, es muy difícil tratar de comprender el amor perfecto, incondicional, generoso y amable de nuestro Rey Dios.

De hecho, nunca podemos entenderlo completamente porque, a diferencia de nosotros mismos, Dios es amor.

En la esencia de su ser, Él es el amor perfecto. Nosotros, por supuesto, no lo somos, pero Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para llegar a una comprensión suficiente de Su amor. 

En la Palabra de Dios, Él ha mostrado y descrito su amor y el conocimiento que recibimos al leer y estudiar acerca de su cariño, imparte alegría a nuestros oídos, seguridad en nuestras mentes y paz y esperanza a nuestras almas. 

Mientras Jesús quería a todos sus discípulos (incluido Judas), a todos sus seguidores y a aquellas personas durante su encarnación terrenal, Juan fue el único discípulo que recibió un reconocimiento especial, como aquel a quien Jesús amaba (Juan 13:23, 20: 2, 21: 7, 21:20).   

En las epístolas que Juan escribió, él magnificó el gran amor de Jesús, para todas las personas y especialmente para los suyos.   

En su primera carta, usa algunas formas de la palabra amor 46 veces. En su segunda carta (que tiene solo 13 versículos) usa el amor cuatro veces, y en la tercera, que son 14 versículos, usa el amor dos veces.

Jesús y sus discípulos

Jesús y sus discípulos

¿Cómo podemos entender el amor de Dios? 

Realmente es incomprensible porque no podemos amar como Dios nos ama. 

Pero Él nos ha dado el Espíritu Santo, cuyo trabajo es conformarnos a la imagen de Jesús (Rom 8:29) y eso incluye transformar nuestras mentes y calentar nuestros corazones para que podamos amar de una manera que cada vez más refleje las formas en que Dios nos quiere.