¿Cuál es el mensaje de la parábola de los talentos?

Cuál es el mensaje de la parábola de los talentos

Tradicionalmente, la parábola de los talentos ha sido vista como una exhortación a los discípulos de Jesús a usar sus dones dados por Dios al servicio de Dios, y a correr riesgos por el bien del Reino de Dios. 

Se ha visto que estos dones incluyen habilidades personales (talentos en el sentido cotidiano), así como riqueza personal.

Mateo, en los capítulos 24-25, registra el corazón de compasión y amor del Señor mezclado con una santidad inquebrantable. 

Esta sección de la Escritura, incluida la parábola de los talentos, constituye advertencias finales, profecías y estímulos para su pueblo Israel antes de su partida. Él, quien es su Señor, se va por un período de tiempo no revelado. Él les delega la responsabilidad, como mayordomos, de cuidar su reino. 

La parábola de los talentos, Mateo 25: 14-30, les impresiona el peso de esa responsabilidad y las graves consecuencias de descuidar la comprensión y la aplicación de sus instrucciones. También hay un mensaje para toda la humanidad.

Parábola de los talentos

Parábola de los talentos

¿Qué dice la Biblia sobre los talentos?

Usa tus habilidades dadas por Dios para llegar a aquellos que no lo conocen y dale el crédito por tus talentos. Jesús nos da dos mandamientos: amar al Señor y amar a los demás como nos amamos a nosotros mismos (Mateo 22: 37–40). 

Y cuando administramos nuestros talentos para honrarlo y bendecir a otros, estamos haciendo exactamente eso.

Tradicionalmente, la parábola de los talentos ha sido vista como una exhortación a los discípulos de Jesús a usar sus dones dados por Dios al servicio de Dios, y a correr riesgos por el bien del Reino de Dios. 

¿Cómo saber cuál es tu talento?

Encontrar nuestros talentos naturales puede ser bastante difícil de hacer. Para ello, debes hacer:

  • Una prueba de personalidad. 
  • Encontrar lo que te hace sentir fuerte. 
  • ¿En qué gastas más dinero?
  • Pregunta a tus amigos ¿cuáles son tus mejores y peores cualidades?
  • Pregúntale a tu familia ¿qué amabas de niño?
  • Escribe en un diario. 
  • Busca talentos en los demás.

Nuestro asombroso Dios creó a todas las personas con habilidades y talentos únicos para ayudar a servir a nuestros hermanos y hermanas en Cristo. 

A veces ni siquiera somos conscientes de los talentos que Dios nos ha dado hasta que nos encontramos con diferentes luchas en la vida.

Mensaje de Dios

Mensaje de Dios

¿Qué dice la Biblia sobre los dones espirituales?

Los siete dones del Espíritu Santo son una enumeración de siete dones espirituales provenientes de autores patrísticos, luego elaborados por cinco virtudes intelectuales y otros cuatro grupos de características éticas. Ellos son: sabiduría, comprensión, consejo, fortaleza, conocimiento, piedad y temor del Señor.

  • 1 Corintios 12: 1-31 

Ahora, con respecto a los dones espirituales, hermanos, no quiero que estén desinformados. 

Sabes que cuando eras paganos te llevaban por mal camino para silenciar a los ídolos, sin embargo, te llevaban. Por lo tanto, quiero que entiendas que nadie que hable en el Espíritu de Dios nunca dice ¡Jesús está maldito! y nadie puede decir Jesús es el Señor excepto en el Espíritu Santo. 

Ahora hay variedades de dones, pero el mismo Espíritu; y hay variedades de servicio, pero el mismo Señor.

  • Romanos 12: 6-8 

Teniendo dones que difieran de acuerdo con la gracia que se nos da, usémoslos: si es profecía, en proporción a nuestra fe; si servicio, en nuestro servicio; el que enseña, en su enseñanza; el que exhorta, en su exhortación; el que contribuye, en generosidad; el que dirige, con celo; el que hace actos de misericordia, con alegría.

  • 1 Corintios 12: 7-11 

Porque a uno se le da a través del Espíritu el enunciado de la sabiduría, y a otro el enunciado del conocimiento según el mismo Espíritu, a otra fe por el mismo Espíritu, a otros dones de curación por un solo Espíritu, a otro el obrar milagros.

A otra profecía, a otro la capacidad de distinguir entre espíritus, a otro tipo de lenguas diferentes, a otro la interpretación de lenguas. 

Todos estos están potenciados por el mismo Espíritu, que se distribuye a cada uno individualmente como lo desea.

  • Romanos 12: 6 

Teniendo dones que difieran de acuerdo con la gracia que se nos da, usémoslos: si es profecía, en proporción a nuestra fe.